lakenasser_oli_2013-2020_lrg.jpg

Un lago alimentado por el Nilo

Lago Nasser (Nubia).
Imagen compuesta (2013-2020) de Landsat 8
Fuente: NASA Earth Observatory

En la década de 1950, el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser se propuso aliviar las inundaciones cíclicas y los períodos de sequía en la región del río Nilo, a promover la economía agrícola y el suministro de alimentos y proporcionar energía hidroeléctrica a ciudades. El gobierno de Nasser luego diseñó una gran presa para domar el poderoso río Nilo. La presa alta de Asuán tardó una década en construirse. La presa de relleno de roca usó alrededor de 44 millones de metros cúbicos de tierra y roca para su construcción, una masa dieciséis veces mayor que la Gran Pirámide de Giza. Ofreció un mejor control de los ciclos de inundación y más almacenamiento de agua que su predecesor, la presa baja de Asuán, al norte.

La nueva presa de 111 metros (360 pies) de altura creó uno de los lagos artificiales más grandes del mundo. Llamado así por el presidente egipcio, el lago Nasser se extiende 480 kilómetros (300 millas) de largo y 16 kilómetros (10 millas) de ancho. Al almacenar más de 100 kilómetros cúbicos (24 millas cúbicas) de agua, el lago tardó aproximadamente seis años en llenarse.

El Operational Land Imager (OLI) en Landsat 8 adquirió los datos para esta imagen en color natural del lago Nasser (los sudaneses llaman a su porción Lago Nubia). Esta escena compuesta se compiló a partir de imágenes libres de nubes de 2013 a 2020. Ubicado en un clima cálido y seco con eventos esporádicos de lluvia, el lago pierde mucha agua por evaporación y, en consecuencia, se contrae estacionalmente en la superficie. Los niveles de agua son típicamente más altos en noviembre durante la temporada de inundaciones y más bajos en julio durante la estación seca.

Artículo adaptado de NASA Earth Observatory del 8 de juli0, 2020